sábado, 16 de julio de 2016

Macarena de Maldón (2-5 jugadores)


Contenido

2 mazos de 52 cartas de cuatro Elementos: agua, tierra, aire y fuego numerados como mazos de poker (desde el As hasta la K)
6 cartas de Repuesto en el caso de que se pierda alguna de los mazos.
6 amuletos
24 fichas de Elementos (6 de cada tipo)
15 Monedas
35 fichas de Maca (7 por jugador)


Objetivo

De 2 a 3 jugadores: conseguir 2 amuletos.
De 4 a 5 jugadores: conseguir 1 amuleto.


Modo de Juego

Al comienzo del juego se mezclan los 2 mazos para formar un mazo principal que se colocará en el centro de la mesa. Alrededor de este se colocarán 7 cartas boca arriba.

En su turno el jugador tomará la carta superior del mazo principal y decidirá si bajará una o más cartas de su mano a la mesa en alguna de las 7 pilas. Para hacerlo deberá tener en cuenta las siguientes reglas:

a)  Deberá ser una carta en escalera consecutiva
b) o deberá ser una carta con el mismo valor numérico.


Se podrán bajar multiples cartas pero "sólo en una pila" y respetando las condiciones antes mencionadas.

Por ejemplo: supongamos que un jugador tiene en su mano un 2, 3 y 4 de fuego; un 4 de aire y un 5 de aire. En una pila hay un 2 de tierra . El jugador podra bajar primero su 2, 3 y 4 de juego; luego su 4 de aire y finalizará con su 5 de aire. Al hacerlo habrá respetado las 2 reglas anteriores y se llevará todas las cartas de esa pila salvo la última jugada. Es decir el 5 quedará en la mesa en la pila sobre la que se jugo.

En el ejemplo anterior ilustre una situación en que ambas reglas se complementan, pero el jugador no necesitará bajar todas las cartas de su mano. Dependiendo de su estratégia podrá decidir un menor número de cartas y terminar su turno con el resto de las cartas en su mano.


Un jugador podrá llevarse cartas a su pila personal solo si al bajar cartas a una pila llega a sumar en total 3 o más cartas. De lo contrario las cartas permanecerán en la pila.

La unica condición que permite levantar una carta con menos de 3 cartas en la pila es lo que se llama  "turno espejo". Cuando se juega una carta "idéntica" a otra carta de una pila se generará una condición irregular que le permitirá al jugador levantar las cartas anteriores y jugar un turno extra. Pero además el jugador deberá colocar una de sus "macas" en dicha pila.


Las macas que se encuentran en una pila permiten que sólo los jugadores dueños de dichas macas coloquen cartas en dichas pilas. Los demás jugadores no tendrán acceso hasta que no coloquen sus propias macas o los jugadores que las tienen las pierdan.

El único momento en que un jugador podrá jugar una carta en una pila en la que no posea macas será durante un "turno espejo". Si pudiera colocar al menos una carta en una de esas pilas además colocará una de sus macas lo que le dará acceso a la pila en futuros turnos.

Las macas son fichas muy poderosas pero también muy frágiles. Otorgan una condición especial a quien las coloca pero si en algún turno un jugador con macas en juego pasa el turno sin colocar al menos una carta en alguna pila deberá remover todas sus macas de las pilas hacia su area personal. Se podrán tener más de una maca propia en cada pila.

Si en algún momento un jugador consigue tener una maca propia en cada una de las 7 pilas será el ganador instantáneo del juego.


Cuando se acabe el mazo principal terminará la ronda y se pasará a resolver el contenido de nuestras pilas personales.

Primero cada jugador con macas en juego recibirá una moneda por cada maca en alguna pila. Si tuviera 4 macas deberá gastarlas para comprar una ficha del elemento de su elección.

Luego los jugadores deberán separar sus cartas en elementos. Contandolas el jugador con más cartas de cada elemento recibirá una ficha de dicho elemento. Si ya tuviera dicha ficha en su area de juego recibirá una moneda en su lugar.


Si en algún momento un jugador tuviera los 4 elementos los canjeará por un amuleto (que en el caso de 4 o 5 jugadores finalizará el juego).

Si no ha finalizado el juego se mezclarán las cartas nuevamente y se procederá a iniciar una nueva ronda de juego.

Conclusión

Macarena es un clásico instantáneo. Confieso que desde que lo tengo he jugado por lo menos una partida todos los días y no me canso de disfrutarlo. Con un arte muy original y lleno de creatividad evoca la sensación de tantos juegos de mi infancia jugados con mis abuelos y luego con mis padres que forman los cimientos de nuestra cultura lúdica nacional (como ser el chin chon o el chancho o la escoba del 15 o tantos otros) sin ser ninguno de ellos. Creando una nueva identidad propia indiscutible.


No puedo dejar de halagar la calidad artística en los juegos que maldón coloca en el mercado. Con un artista de la calidad de Montt el juego se vuelve una maravilla coleccionable. Y que genial detalle el incluir 6 cartas comodin que sirven para reemplazar cualquier perdida!


La gente de Maldón se ha ganado mis respetos y admiración y verdaderamente no puedo esperar su próxima creación que seguro en este mismo instante se esta gestando en la mente de alguno de los duendes que esconden detrás de su nombre.

1 comentario: